El activismo juvenil por sí solo no puede salvarnos: un caso para las coaliciones ambientales intergeneracionales

El activismo ambiental juvenil nos ha hecho avanzar de muchas maneras, pero para maximizar este impacto necesitamos coaliciones que aprendan del pasado de manera que puedan prepararse para el futuro.

"Los jóvenes están reconociendo que los problemas que heredamos son nuestros ahora. Por ejemplo, el proceso de la trasmisión hereditaria se ha vuelto significativamente más corto debido a COVID ".


Prin, una estudiante universitaria y defensora de la justicia alimentaria, me comenta, mientras estamos sentamos en un banco de color naranja brillante en la granja comunitaria donde trabajamos en Filadelfia. Ella afirma que el trabajo que hace en la granja para apoyar la soberanía alimentaria de la raza negra era "esencial" antes de la pandemia, y siempre lo seguirá siendo. Las comunidades de color, como la suya, ya enfrentaron injusticias ambientales y de salud sistémicas que sólo se ven agravadas por COVID-19.

Sin embargo, dice Prin, la pandemia ha provocado un renovado sentido de urgencia. Los jóvenes están "dando un paso al frente para hacer su parte con sus familias", especialmente ahora que todos están en la casa. Muchos de sus amigos le preguntan cómo se relaciona el cultivo de alimentos con la justicia social y la sostenibilidad ambiental, lo cual, dice con una sonrisa, es bueno para su canal de YouTube y para el planeta.

Prin es parte de una generación de jóvenes motivados para asegurarse de tener un futuro para liderar. Al igual que los cuatro millones de jóvenes que salieron a las calles por las huelgas climáticas, Prin está trabajando para asegurar un futuro más saludable, seguro y más justo para ella y su comunidad.

Sin embargo, ¿hasta qué punto los jóvenes deben asumir esta carga?

Un enfoque excesivo en la agencia de los jóvenes puede ejercer una presión innecesaria sobre un grupo que ya enfrenta desafíos importantes debido a los altos riesgos de experimentar inseguridad alimentaria, pobreza, desafíos de salud mental, peligros para la salud ambiental y "ansiedad climática". Los educadores e investigadores como yo, estamos preocupados no sólo por los daños futuros como resultado del cambio climático, sino también por los factores estresantes actuales que pueden causar daños permanentes durante un momento crítico para el desarrollo en la vida de los jóvenes.

Así que, mientras hablamos, le pregunto a Prin cómo se relaciona con la familia y la comunidad que la apoyan. "Por ejemplo, a través de bromas", dice. Se ríe y recuerda los chistes sabios que la gente hacía en las reuniones familiares, como "si todo en tu plato es del mismo color, estás haciendo algo mal".

Este ensayo también está disponible en inglés

A pesar de los grandes esfuerzos, las familias que tienen una aparencia similar a la familia de Prin continúan sufriendo tasas más altas de inseguridad alimentaria en los EE. UU. independientemente de si los niveles de la población general aumentan o disminuyen. Además, la paradoja de los aumentos simultáneos en las tasas de hambre y obesidad mundiales afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color que tienen más probabilidades de estar expuestas a la contaminación de la producción industrial de alimentos, más probabilidades de ser explotadas en la fuerza laboral de los sistemas alimentarios y menos probable para poder pagar alimentos nutritivos a medida que aumentan los precios. Abordar estas desigualdades sistémicas require de algo más que enseñar a las personas a "comer saludable".

Prin vino a la granja para aprender más sobre la historia de la comida y la tierra en este país que hizo que hubiera "como cuatro o cinco tienditas" en su camino a la escuela cuando era niña, a pesar de que solo vivía a 10 minutos de distancia. Sin embargo, a través de su trabajo en la granja, está aprendiendo no sólo sobre los problemas que su generación está "heredando", sino también sobre las herramientas y recursos que dejaron atrás quienes la antecedieron.

Hombros de gigantes

Alcance alto y llegará lejos, mural de Josh Sarantitis, 20th y Arch Streets, Filadelfia, Pensilvania, 2000.

Omodé gbón Àgbà gbón L'afi dá Ilé-ifè: la sabiduría de los jóvenes y la sabiduría de los viejos son el núcleo de Ilé-ifè (La Creación) - Proverbio yoruba

Prin es una de los muchos jóvenes con los que he trabajado a lo largo de los años, desarrollando iniciativas creativas y de participación cívica para promover la salud comunitaria y ambiental. Mi trabajo doctoral actual se centra en cómo los jóvenes (de)construyen, interpretan y comparten textos orales y escritos mientras trabajan por la justicia alimentaria y ambiental en sus comunidades. Este trabajo está influenciado por extensas contribuciones de académicos de la alfabetización como la Dra. Vivian L. Gadsden y el Dr. Gerald Campano. Ellos destacan, entre otros aspectos, la importancia de involucrar a las familias como co-constructoras de los procesos educativos y de investigación, y de construir coaliciones intergeneracionales para abordar las injusticias sociales.

Los estudios han demostrado que los jóvenes participan más en el aprendizaje cuando las comunidades y las familias estan involucradas. Estos enfoques también pueden ayudar a abordar las desigualdades incrustadas en nuestro sistema educativo, derivadas de la falta de inversión concertada y las prácticas discriminatorias que simultáneamente crean dependencia y despojan de los recursos a las comunidades de bajos ingresos y las comunidades de color. La participación de la familia y la comunidad también ayuda a hacer visibles los mecanismos necesarios para mejorar el funcionamiento socioemocional y el aprendizaje de la lectura y las matemáticas de los estudiantes.

A medida que aumentan las tasas de educación en el hogar y el aprendizaje a distancia debido a la pandemia, comprender cómo los jóvenes trabajan con sus comunidades para construir sobre el conocimiento ancestral puede ser un paso importante para garantizar un futuro más justo y sostenible.

Construyendo coaliciones intergeneracionales

Los jóvenes participan en "entrevistas sobre la forma de comer" con un anciano de la comunidad en Sankofa Community Farm. (Crédito: OreOluwa Badaki)

  • 1.¿Qué se sabe y se comprende ya? Parto de la base del Dr. Robin Wall Kimmerer, quien nos recuerda en Braiding Sweetgrass que "hacer ciencia con asombro y humildad es un poderoso acto de reciprocidad". Para mí, esto significa asociarme con organizaciones comunitarias como Southwest and West Agricultural Group para diseñar preguntas de investigación que sean relevantes para su trabajo con los jóvenes. Significa trazar objetivos, intereses y métodos convergentes y divergentes en estas colaboraciones, y significa recordar que el hecho de que el conocimiento no se exprese de una manera que pueda ser reconocible para mí no significa que no esté allí.
  • 2.¿Cómo se utilizan los diferentes modos de expresión para activar el conocimiento ancestral? Para mí, es a través del baile. La danza de África Occidental, más específicamente, ha sido un aspecto importante de mi experiencia con el aprendizaje intergeneracional y la justicia alimentaria, ya que muchas de las danzas se derivan de las prácticas de preparación y cultivo de alimentos. En History Dances (Historia de las Danzas), el Dr. Ofosuwa Abiola destaca las formas en que los movimientos corporales naturales de las tareas cotidianas, como cultivar, cocinar y cosechar, ayudaron a informar los sistemas de danza Mandinga e incluso el vocabulario moderno de danza de África Occidental. Cuando bailo, hay espacio para todo mi ser (cuerpo, espíritu, mente, emoción) en la fusión de movimientos informados por mis experiencias únicas con movimientos inspirados en los conocimientos tradicionales archivados a través de los bailes. La energía que impulsó a mis antepasados a crecer, nutrir, cultivar, resistir, persistir y compartir está en estos movimientos. Doy gracias y trato de transmitir esa energía en mi enseñanza, en mi investigación, en mis escritos y en mi movimiento.
  • 3.¿Cómo la tensión puede ser productiva? Pedir a las personas que se adentren en su pasado puede resultar incómodo, pero también puede ayudar a profundizar la experiencia de aprendizaje. Al alentar a mis estudiantes de la Reserva Navajo a perseguir su objetivo de escribir una obra de teatro bilingüe en Navajo-Inglés, un padre me pidió que, en cambio, me concentrara en enseñar inglés para preparar mejor a los estudiantes para las universidades y las carreras que privilegian el inglés. Las preocupaciones de este padre eran válidas y muy frecuentes entre las generaciones mayores de los miembros de la comunidad; especialmente aquellos que habían vivido la era de la escuela de Internado Indio y a quienes se les había dicho durante décadas que su idioma y cultura no tenían valor. Esto no es diferente a las experiencias de algunos de los jóvenes con los que ahora trabajo en la granja. Tienen miembros de la comunidad que no ven como deseable el regreso de los jóvenes de color a la tierra. Más bien, lo ven como un recordatorio de la explotación de cuerpos negros y mulatos en este país en la búsqueda de ganancias agrícolas y económicas, y como una regresión a un estilo de vida del que muchos ancianos lucharon por liberarse. Estos son los tipos de tensiones que nos invitan a enfrentar rupturas en nuestro pasado para que no persistan en nuestro futuro.

Asegurando la responsabilidad

El autor OreOluwa Badaki realiza una danza de África Occidental en un festival callejero local. (Crédito: Fotos de UCD)

Como señala el codirector de Sankofa Farm, Chris Bolden-Newsome, "para curarnos, tenemos que regresar a la escena del crimen". Ya sea que el "crimen" haya tenido lugar en tierras agrícolas o en aulas de lenguaje y alfabetización, a menudo las comunidades que más sufren los efectos persistentes no son los perpetradores y no deberían ser las únicos responsables de rectificar la situación. A pesar del poder de la acción colectiva intergeneracional, las coaliciones basadas en la comunidad no pueden hacer este trabajo por sí mismas. Incumbe a los responsables de la formulación de políticas y la toma de decisiones apoyar este trabajo.

Los líderes juveniles como Prin no sólo piden ser escuchados, están pidiendo que los líderes de hoy actúen de una manera que no deje obsoletos sus esfuerzos. Mientras pensamos en la mejor manera de apoyarlos, es importante que elevemos las contribuciones de los jóvenes a los esfuerzos intergeneracionales, así como que responsabilicemos a los encargados de tomar decisiones y de crear políticas para garantizar la justicia ambiental intergeneracional y la equidad en la salud.

Cuando se trata de coaliciones por la justicia ambiental, abogar por una legislación que sostenga y proteja el conocimiento ancestral y la tierra, y que proporcione recursos e infraestructura para que los jóvenes construyan sobre estas plataformas, son pasos importantes.

Prin trabaja en miras hacia este futuro; "Por ejemplo, mi historia ... si yo la contara más y obtuviera más atención sobre este tema, más fondos para estos programas sociales, más estudiantes podrán estar en la granja y recibir fondos. Y siento esta inmensa responsabilidad de hacer mi parte".

Los jóvenes de todo el mundo están asumiendo estas inmensas responsabilidades. Necesitamos políticas y programas que tomen en serio sus historias y que fortalezcan las coaliciones intergeneracionales que los apoyan.

OreOluwa Badaki es un candidato a PhD en la División de Alfabetización, Cultura y Educación Internacional de la Escuela de Posgrado en Educación de la Universidad de Pensilvania. OreOluwa también se desempeña como codirector del Collective for Advancing Multimodal Research Arts en la Universidad de Pennsylvania y como investigador principal del Southwest and West Agricultural Group en Filadelfia. Puede ser contactada en obadaki@upenn.edu.

Este ensayo es parte de "Agents of Change" (Agentes de Cambio), una serie continua que presenta historias, análisis y perspectivas de líderes de salud ambiental de próxima generación que provienen de antecedentes históricamente subrepresentados en ciencia y academia. Los ensayos de la serie reflejan las opiniones de los autores y no las de EHN.org o la Universidad George Washington.

Fotografía del encabezado: Estudiantes jóvenes en Navajo, Nuevo México, firmando una pancarta hecha por estudiantes mayores para promover la conciencia cultural y la conciencia ambiental. (Crédito: OreOluwa Badaki)

Community Verified icon

Can a forgotten coastal dune ecosystem thrive again? Scientists are trying to find out.

For almost a century, these sandy hills have been flattened and paved over — erased to make room for ever more people seeking to live and play by the sea.

Get our Good News newsletter

Get the best positive, solutions-oriented stories we've seen on the intersection of our health and environment, FREE every Tuesday in your inbox. Subscribe here today. Keep the change tomorrow.

www.wired.co.uk

The race to save the London Underground from flooding

Engineers are in a race against time, and the climate crisis, to protect the London Underground against floodwater.

www.wsj.com

Utilities eye mini nuclear reactors as climate concerns grow

Despite the enticement of carbon-free power, critics say small modular reactors have the same safety and cost challenges of big nukes.

As water table lowers, Tehran and much of Iran are slowly sinking

Subsidence in Tehran is linked to over-extraction of groundwater, with the falling water levels causing the soil to shift and settle in many neighborhoods.

Climate crisis: Siberian heatwave led to new methane emissions, study says

The Siberian heatwave of 2020 led to new methane emissions from the permafrost, according to research. Emissions of the potent greenhouse gas are currently small, the scientists said, but further research is urgently needed.

www.theadvocate.com

Does it seem like it's raining harder? Here's what these LSU researchers found.

Researchers found that storms, on average, became shorter but more intense between 1960 and 2017.